El Cohete más potente del mundo/se dirige a Marte

La compañía privada estadounidense SpaceX dio un paso gigante con el exitoso despegue del cohete Falcon Heavy  rumbo a Marte, con un auto Tesla a bordo. Una mega acción de marketing que intenta, en principio generar en el receptor, una cálida normalidad, a la hora de hablar de vuelos interespaciales.

El magnate Elon Musk quiere conquistar el espacio mental del receptor y busca remontarlo hacia una órbita cercana a Marte.

Musk, inventor e inversor de proyectos de ingeniería, decidió poner como tripulación del Falcon Heavy a un maniquí con un traje espacial al volante de un coche eléctrico rojo de Tesla, su otra empresa emblemática.

Con las dos partes concretas de sus empresas en la acción, no caben dudas, que este es otro ejemplo concreto, de la gran cantidad de efectos  e intentos, para difundir productos, eventos y servicios, que se generarán a lo largo, a lo alto ya lo ancho de la red de redes.

“Me encanta la idea de un coche yendo hacia el infinito en el espacio y que puede ser descubierto por una raza extraterrestre en millones de años”, había imaginado el año pasado Musk, que aspira ni más ni menos que a colonizar Marte, como consignó la agencia AFP.

El Falcon Heavy mide 70 metros de alto –como un edificio de 23 plantas– y tiene 27 motores con una fuerza de empuje de más de 2.500 toneladas, equiparable a la de 18 aviones Boeing 747. El coste de un viaje del Falcon Heavy, según SpaceX, es de 90 millones de dólares.

La misión tiene como objetivo probar si el cohete puede servir para llevar carga útil a la órbita terrestre baja, donde se encuentran la Estación Espacial Internacional (ISS) y los satélites de observación de la Tierra.