Nada es como parece

Los abismos contienen redes imaginarias que generan posibles caídas.

Los lugares con niebla son hostiles y quizás nunca puedas salir con vida de allí.

Parece un barco hundido pero es una obra de arte con un mensaje inspirador.

El Love-Love es una obra de arte que esta formada por un barco que se hunde perpetuamente, creado por el artista francés Julien Berthier.

El barco parece estar hundiéndose, pero en realidad nunca lo hace, gracias a su diseño inteligente. Para crear esta ilusión, el barco se partió en dos y una nueva quilla en un ángulo de 45 grados, fue construida para permitir que pueda navegar.

En este proyecto, el autor invierte sus energías y recursos en la creación de un arte dedicado al desengaño. La obra esta definida por la metáfora de un barco que se hunde. Esto significa: los cambios, la perdida de la esperanza y los sueños que se esfuman. Aunque otra manera de verlo, podría ser: el vaso medio lleno / medio vacío. La mitad del barco sin hundirse es una manera de ver que todavía hay vida y esperanza de seguir adelante.

El barco se exhibió en Normandía durante un tiempo, hasta que un acaudalado banquero de Londres, lo compro por 68.000 euros.