Un Disco: Travesti / Daniel Melero (1994)

Cada uno puede ser travesti y vestirse como quiera. En cada indumentaria está inmersa una forma de querer expresar algo, y de alguna manera una forma de percibir la realidad. “Así una señora con un carrito en un súper o un chico con una remera de Metallica son travestis, porque llevan puesto el disfraz que se permiten tener”, decía Daniel Melero cuando se lo consultaba sobre el concepto de este maravilloso disco, generado en 1994, con una idea utópica pero fundamental: Cambiar el rock, darle otra mirada a sus conceptos.

 

Es sabido que las cosas a veces son imposibles de cambiar, pero el solo hecho de intentarlo es muy válido y reconfortante. De esto habla este disco. Con esa idea gestáltica que “Todo puede hablarte de Todo” y que la buena combinación de sonidos, sin tener miedo a utilizar tecnología para ello, arriba a un resultado reconfortante y a veces incoherente; pero ese es objetivo del arte, no justificar a lo que se arriba, sino por el contrario, disfrutar de lo conseguido. Travesti tuvo dos tapas para su portada, la primera muestra a Víctor Ponieman, director de Random Records, ya que Melero le había dicho que si no se apuraba con el arte, el que iba a salir en la tapa sería Ponieman, y así fue.

 

 

Luego en una segunda etapa, el lugar central en el la tapa lo ocupó Daniel. Alguna vez Ponieman me dijo: “Melero está dispuesto a todo, para lograr que las cosas cambien y se hagan obras que jamás se habían realizado en nuestro rock, y es más, tiene pensado armar el “Nuevo Rock Nacional” (Los Brujos, Babasónicos, Tía Newton, El Otro Yo, Peligrosos Gorriones, Juana La Loca, Massacre Palestina, Avant Press, DDT y sacarlos a pasear de gira tocando por todo el país)”… De esa locura hermosa se trata TRAVESTI, y de esa locura oportuna estaba armada la ingeniería de este disco. Fue como la base fundamental, pos “Dynamo” (Soda Stereo), para tratar de hacer algo un poco diferente y con vuelo propio en nuestro querido rock-pop nacional.

 

“Bienvenidos a “Travesti” y perdón por “Herirte”, una armonía compleja, pero no tanto como el agua”, decía Melero, en esa época dinámica de nuestra música en celeste y blanco cool.

Daniel Melero (Herirte) Disco: Travesti 1994