Diccionario del Diablo

El “Diccionario del Diablo” (Devil´s dictionary) fue publicado en fragmentos entre 1881 7 1906 por el escritor Ambrose Bierce. Inicialmente se imprimió en diversos periódicos hasta que en 1911 se publica una recopilación completa. En sus orígenes estuvo más relacionado con el diccionario del cínico, mutó de nombre, pero no de concepto. La competencia interna entre lo que decimos y lo que pensamos está presente en esta obra. A cada momento creemos expresar con palabras lo que sentimos, pero hay una pequeña porción de intención que escapa por caminos oscuros y tenebrosos. Aquí nos paramos desde Babbel, para disfrutar de la libertad de poder contar esos alcances, que quedan en el interior y en muchos casos, jamás verán la luz.

Indecisión: Solo los que se quedan parados, detenidos, sin hacer nada, pueden advertir los verdaderos alcances de este maldito término, que nos pone en movimiento. Hay muchas maneras de hacer algo y entre ellas, una sola es la correcta. Lo demás puede ser error. El indeciso tiene menos chances de equivocarse, con respecto a quien se lanza a la acción. Si te dijeron que lo van a pensar, que están indecisos, ante tu propuesta, es que NO apuestan ni un cobre a favor de tu visión y menos en su posible y temeraria acción.

Prórroga: Suspensión de hostilidades contra un asesino sentenciado para que el Ejecutivo averigüe si el crimen no fue cometido por el fiscal. Cualquier ruptura en la continuidad de una expectativa desagradable.

Si combinamos ambos términos, lo más probable es que te pidan una prórroga, porque existe una cierta indecisión, como respuesta a tu propuesta. El resultado es NO, pero un poco más decorado y amable.

 

 



¡Desbloquea-te!

Ingresá ahora al mejor contenido.